El saber. Ese bien tan escaso.


El saber. Ese bien tan escaso.

Parece que no está de moda,
el proceder con opinion propia,
el mantener posiciones distintas,
a las que el poder manda y cobra,
a su simple suspiro acuden,
los lameculos, en tromba,
¡Ay Jesús!, ¡Ay Jesús!, se oyen,
escuchar, nadie les escucha,
aportan menos que su sombra.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s