En octubre no florecen las rosas

Pronto llegará Diciembre, y el invierno por su puerta asoma, y con el nace Jesús, ya veo a mi Angel, en la loma.

Mi “Güelina”

El sufrimiento fue su sino, tuvo tanto que aguantar, el primero fue su marido, mi «güelu», para mas contar. Después cinco de los hijos, fueron cayendo, sin respirar, la hija mayor también viuda, otro mas, echado a faltar.

El poder, ese oscuro mundo donde se deciden todos los designios del ser humano.

Joaquín SantaClara—Venturin MP—2014 sin piedad a otras razas, Y comienza un desencuentro, que torna los ríos de agua, en sangre, lágrimas y muertos, por... simplemente, por nada, porque unos seres viles, quieren mas de lo que gastan, Y poco a poco, siglo a siglo,

Mi ventana…, al alba.

llega, pasa, se va y desaparece, nadie la puede comprar, con nada de ella se pueden apropiar, es de todos y de nadie, nos acerca la luz, la verdad, la vida, luego sigue, con cansino caminar, abriendo esperanzas a nuevas almas, que sufrieron en la oscuridad, consecuencias de la maldad, y que con su llegada, con su luz, huyen con pavor, su fuerza se apaga, con el nuevo día y su claridad.