En octubre no florecen las rosas


El marron no es color de pasión

No lo sabía,
no lo sentía,
no me acordaba,
no lo creía.

Me llego de repente,
todo el mismo día,
se amontonó en mi mente,
de amores vacía.

Mi corazón latía,
lo supe en el instante,
que bombeó mi sangre,
pensando solo la ida.

Si a mil mis venas recorria,
impulsada por mi corazón,
a dos mil volvía,
embrujada de amor e ilusión.

Perdido 😕 despistado,
feliz,
enamorado,
un sinfín, sin fin.

Yo todo creí,
hasta las trancas,
supo acercarme al infierno,
solo con unas alas.

Creí que era mi Angel,
mi Angel de la Guarda,
solo me percaté,
con el acero en la espalda.

Tarde es otoño para amores,
en la oscuridad no hablan,
campan seres dañados.
que venganza claman.

Otoño,
solo del fuego 🔥, la llama,
y su corazón ❤ de leño,
alivia un poco al alma.

Pronto llegará Diciembre,
y el invierno por su puerta asoma,
y con el nace Jesús,
ya veo a mi Angel, en la loma.


—Joaquín SantaClara