El truco que no cesa


Ian y Denise Feltham, una pareja británica que tenía previsto pasar sus vacaciones en un lujoso apartamento de Eivissa alquilado a través de Airbnb, descubrió al llegar a la supuesta dirección indicada por el anfitrión que, en realidad, la propiedad no existía.

Eivissa