Mirar a la derecha del rey Felipe


Mirar a la derecha del rey Felipe

El Palacio de la Zarzuela fue este lunes escenario de una imagen inédita cuando una de las científicas convocadas a una audiencia con Felipe VI apareció con su bebé en brazos, que nació hace apenas un mes, y con el que ha estado durante toda la charla mantenida con el rey.

Fotografía facilitada por la Casa Real del rey Felipe VI (centro der) junto al ministro de Ciencia, Innovación y Universidades en funciones, Pedro Duque (centro izq) durante la audiencia real con la representación de la Red de Asociaciones de Investigadores y Científicos en el Exterior (RAICEX), este lunes en el Palacio de la Zarzuela de Madrid. EFE/ Casa Real / José Jiménez
© EFE Fotografía facilitada por la Casa Real del rey Felipe VI (centro der) junto al ministro de Ciencia, Innovación y Universidades en funciones, Pedro Duque (centro izq) durante la audiencia real con la representación de la Red de Asociaciones de Investigadores y Científicos en el Exterior (RAICEX), este lunes en el Palacio de la Zarzuela de Madrid. EFE/ Casa Real / José Jiménez

La presidenta de la Red de Asociaciones de Investigadores y Científicos Españoles en el Exterior (Raicex), Alicia Pérez-Porro, protagonizó esta escena en la reunión celebrada con el jefe del Estado junto con una veintena de miembros de esta plataforma procedentes de 16 países.

De las numerosas audiencias que Felipe VI ha mantenido en Zarzuela durante su reinado con diferentes colectivos sociales, nunca había habido un asistente tan joven.

Nacida en Barcelona en 1981, Pérez-Porro es bióloga marina y profesora adjunta de Ciencias Ambientales del Barruch College de Nueva York, en Estados Unidos, donde vive desde hace varios años con su marido, de nacionalidad americana, con el que tiene otra hija, de algo más de dos años.

Con motivo de un foro de científicos en Madrid, Pérez-Porro viajó desde Nueva York con su bebé, de nombre Max, y no dudó en llevarle a Zarzuela.

“No me iba a separar de él. Tiene 28 días y lo estoy amamantando, con lo cual, donde voy yo va él”, afirmó la bióloga en declaraciones a EFE-TV al término del encuentro con el monarca.

Durante la hora y media que duró la charla con la veintena de científicos y con el ministro en funciones de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque, en el Salón de Audiencias, el pequeño estuvo dormido sin entorpecer la conversación.

Según Pérez-Porro, el rey se acercó al final para comentarle lo bien que se había portado.

“Me ha dicho que qué bueno es y qué maravilla tener un bebé así”, relató la investigadora catalana, quien se dedica a investigar los efectos del cambio climático en las esponjas marinas.

Doctora en Biología por la Universidad de Barcelona, se declara una activista de la acción climática y del papel que las mujeres tienen que desempeñar en el ámbito científico.

Por ello, ha admitido que lo de ir con su bebé a Zarzuela ha sido también “una manera de reivindicar el papel de la mujer en la ciencia”.

Es una situación a la que todas las mujeres que somos madres nos enfrentamos. El bebé se queda con su padre cuando se tiene que quedar, pero cuando no es una solución, te lo llevas. Hay que normalizar estas cosas y se normaliza a base de demostrar que se puede”, ha remarcado.

Pérez-Porro enfatizó que la Casa Real “en absoluto” puso pega alguna en que fuera con su bebé.

Tras saludar al rey con el niño en brazos, la científica se puso a su lado en la foto de familia e intercambiaron unas palabras de forma distendida mientras miraban al pequeño.

Ya el pasado año, en un acto de entrega de medallas en el que participó la reina Letizia, Pérez-Porro fue con su hija. “Soy muy de llevarme a mis hijos a todas partes”, apuntó la científica.

Hace pocos días, participó en un seminario sobre la emergencia climática en Nueva York y también asistió con su bebé, en una imagen que colgó en las redes sociales.

La escena ha traído a la memoria otros episodios vividos en los últimos años en los que personajes públicos han aparecido con sus bebés durante su actividad profesional para reivindicar la igualdad de género.

Fue el caso de la diputada de Podemos Carolina Bescansa, que acudió con su hijo de siete meses al Congreso en enero de 2016 en la apertura de la legislatura para hacer ver las dificultades de los padres para compatibilizar la vida familiar y profesional.