El insospechado destino del Ultimo Voto


Crónicas

El insospechado destino del Ultimo Voto

Atapeciendo en Puentemadera del Pino. Dionisio anda como de costumbre detrás de su oveja descarriada, que acaba con su paciencia. Se va a cerrar el colegio electoral y el aún no votó. Por fin, atrapa a la churra, y aprieta el paso para cumplir con su derecho de sufragio. Suda.

El votar en Puentemadera del Pino, es mucho mas que votar. La preciosa aldea solo está habitada por veintitrés vecinos. Si falta alguien se sabe quien falta. El resto de la Legislatura a aguantar el chaparrón de los unos y de los otros. Aunque los votos ya se podían repartir sin votar. Todos conocían a quien votaba cada uno de la vecindad.

Llegó fatigado a la Sede Electoral, antigua escuela, parroquia, local vecinal, incluso discoteca, cuando ya le echaban en falta. El presidente ya tenía hecho mas de medio recuento.¡¡Eh!!, que ya llega Dionisio Lista completa. Participación 100%.

El votar en  Puentemadera del Pino, es mucho mas que votar. La preciosa aldea solo está habitada por veintitrés vecinos. Si falta alguien se sabe quien falta. El resto de la Legislatura a aguantar el chaparrón de los unos y de los otros. Aunque los votos ya se podían repartir sin votar. Todos conocían a quien votaba cada uno de la vecindad.

Al pasar camino del colegio electoral, estaba Casa Juana, el bar, café, lagar, tienda de comestibles, ropa, farmacia,…, con la que mantenía desde chavales una relación que sin llegar al noviazgo, era mucho mas que de amistad. Recordó que no tenia papeleta. Le pidió una a la Juana y allá se fué.

Llegó, entró y votó. Respiró con alivio profundamente, comenzando a contar sus caminares tras las churras, Carcajadas y risas entre todos los presentes. Buen ambiente,

—¡¡¡ Dionisioooo !!!. ¿Que lío me montaste aquí? No votaste por Andres, Joder, votaste por Mariano.

—¡¡¡ Eeeh, frena el carro !!!, no te vayas a despeñar. Aquí, que yo sepa cada uno mete la papeleta que le da la gana. Mientras tanto pensaba y maldecía por dentro, como se la había jugado la Juana. Le había dado un sobra con el nombre de su padre.

—Pues, anda que nos la formaste. Con el Mariano de concejal, las partidas al mus en Casa Juana…. tendremos que ir con bandera…

El recuento en las convocatorias electorales en Puentemadera, era siempre el mismo 8-7-4-4. El voto de Dioniso—vía su querida Juana—había convertido el [ 8 Andres en 7] y al eterno [ 7-Mariano en 8 ], lo que le convertía en el Concejal en el Ayuntamiento de Los Pinos durante los siguientes cuatro años.

Mariano hizo oficial su victoria invitando a todos a unas jarras de vino en Casa Juana. Asistieron como era obligación por cortesia, amistad y familiaridad todos. Bueno, todos menos uno. Un hombre que se había rodeado de quienes le daban trabajo y comida todo el año—sus ovejas—y con la rebelde que se le había escapado cogida en brazos, tenia una charla muy interesante . « Si cuando tu te empeñabas que no fuera a votar, era por algo».

Al día siguiente empezó a circular la bomba. La concejalía de Mariano, significó el cambio de Alcalde en el Ayuntamiento de Los Pinos. El Bolepino editaba una edición especial, con el nuevo concejal y el nuevo alcalde en un abrazo fraternal de conveniencia, adelantando las negociaciones abiertas para que el concejal puentemaderiense fuese la también recuperada Diputación Provincial.

En Casa Juana, era todo una autentica revolución. Periodistas de todo el estado, atestaban el pequeño local comercial de la aldea. A caza de alguna manifestación de los candidatos, los cuales declinaron hacer declaraciones, ni aparecer voluntariamente en ningún medio. Son personas sencillas que se ofrecen a ser parte de la farándula política con el ánimo que entre todos y por todos, mejorar un poco las duras condiciones del labrador. En grupos alejados de la aldea por donde se encuentran, los comentaros, son de disgusto, por las decisiones tomadas por Mariano. No apuestan por el hecho de ser parte de los «profesionales» del partido. No favorecía en nada la convivencia armónica de los vecinos. El mayor enfrentamiento a «cara de perro de presa» es la Liga de Mus.

De esta forma, quien desarrolló la labor de concejal—sin serlo—fue Andrés, como presidente de una asociación vecinal. Por cierto nombrado por unanimidad.

Por su parte Mariano, es el Presidente de la Diputación Provincial. Los mentideros rumorean la posibilidad de que se presente a la Presidencia de la Comunidad Autónoma. Si se repite el pacto municipal y provincial, sería factible.

Los partidos que iniciaron el proceso de pactos con el voto de Dionisio, le han cogido el gusto. Las diferencias se salvan. El poder acerca posturas. Ya estan valorando la posibilidad de iniciar mociones de censura en al menos otras tres comunidades.

Y ya sabéis, con la inentendible e insostenible medida jerárquica y absolutista de disciplina de voto, aquella frase atribuida a D. Alfonso Guerra, aunque niega firmemente su autoría.

«El que se mueva no sale en la foto»

«Por una mayoría cualificada»

RESEÑA DEL AUTOR:

Cualquier parecido o coincidencia con la realidad, de personajes que aparecen en este relato, son fruto de los delirios causados por el sistema.

Téngalos en cuenta. Pueden recordarle a….

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s